MANY

Hasta hace poco, la economía colaborativa era vista como una respuesta al capitalismo contemporáneo con la atomización a escala masiva como una resistencia al centralismo corporativo y estatal. Hoy, sin embargo, cuando esas plataformas colaborativas se han transformado en corporaciones globales, esa esperanza parece haberse agotado. Este proyecto recupera las expectativas originales de la economía en red para proponer una salida a la crisis migratoria, reemplazando la movilidad masiva de personas por el intercambio masivo de conocimientos y saberes.