Parque Kaukari del río Copiapó

La oposición entre infraestructura y paisaje natural es sólo aparente. A su vez la arquitectura no sólo puede ‘suavizar’ el encuentro entre ambas, sino también repensarlo de formas radicales. En este caso, ante el encargo de un proyecto de infraestructura hidráulica, la arquitectura opera ‘renaturalizando’ el cauce de un río. Así, se demuestra que no es la infraestructura la que destruye paisajes, ecosistemas y comunidades, sino más bien la falta de cuidado en su diseño.