Edificio Hamlet, Santiago, Chile, 2017

Para la ideología neoliberal, cualquier regulación distorsiona la supuesta perfección de las leyes de oferta y demanda. Sin embargo, bien sabemos que cuando esa libertad total ha operado en el mercado inmobiliario las consecuencias las ha terminado pagando la ciudad. Este edificio demuestra que las normativas no necesariamente afectan la inversión, sino que incluso la pueden hacer más rentable. La clave está en no subestimar las capacidades del proyecto de arquitectura.