La arquitectura como moneda

En términos de incertidumbre sobre el futuro, los concursos de arquitectura y el mercado inmobiliario constituyen los espacios de especulación por excelencia. Partiendo de esta idea, este artículo muestra cómo los concursos – en la medida que generan y reciclan formas arquitectónicas – trabajan para la acumulación del capital de las oficinas, pues sin un destino final, los proyectos se asemejan cada vez más al dinero.