Close

Edificio sobre estación de metro Plaza de Armas: un nuevo hall urbano

Alejandro Beals

Profesor, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.

Loreto Lyon

Profesora, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.

Una de las formas más obvias y extendidas de especulación financiera es la multiplicación de suelo urbano: construir cuanto más se pueda con tal de maximizar la rentabilidad. De ahí que sea destacable cuando eso no ocurre. Más aún en este caso, donde el Metro de Santiago no sólo decidió construir lo justo para completar la ciudad sin saturarla, sino que también apostó por la especulación arquitectónica como una forma de regalarle algo al espacio público.

Una de las formas más obvias y extendidas de especulación financiera es la multiplicación de suelo urbano: construir cuanto más se pueda con tal de maximizar la rentabilidad. De ahí que sea destacable cuando eso no ocurre. Más aún en este caso, donde el Metro de Santiago no sólo decidió construir lo justo para completar la ciudad sin saturarla, sino que también apostó por la especulación arquitectónica como una forma de regalarle algo al espacio público.

Este edificio se ubica en la intersección de las calles Catedral y Bandera, un área con un marcado carácter patrimonial y peatonal en pleno centro de Santiago. A partir de esto, el proyecto busca restituir un rasgo característico de la manzana – su volumetría de edificación continua – devolviendo la forma al cuerpo construido y configurando el espacio público a su alrededor.

Figura 1.  © Cristian Valenzuela

A nivel peatonal el rasgo más característico es el hall de acceso a la estación: un zócalo construido por una serie de bóvedas de hormigón armado que dan cuenta de la restricción del terreno para descargar las estructuras sólo perimetralmente. Esta forma estructural/espacial se convierte en el rasgo característico de la estación.

El nuevo hall urbano busca traer a la superficie de la ciudad algo del ambiente de lo que pasa más abajo y viceversa. Por un lado, una suerte de caverna artificial sirve de umbral al mundo subterráneo. Por otro, para quienes desembarquen aquí, será el lugar desde donde reconozcan los íconos más representativos del centro histórico: la Plaza de Armas, la Catedral Metropolitana, el Congreso Nacional y sus jardines, todos visibles directamente desde el interior.

Dos tipos de bóvedas de distinto ancho se alternan en la construcción de la estructura que contiene el vacío. A su vez, cada bóveda se forma por la combinación de módulos menores de moldaje con doble curvatura. Estos se construyen superponiendo dos tramas de madera contrachapada cortadas con sistema de CnC y revestidos con dos capas de placa fenólica.

Sobre el zócalo, una subestructura de pilastras de hormigón prefabricado y una doble piel de vidrio y piedra alabastro le otorgan una apariencia opaca y monolítica desde el exterior, pero permite el ingreso de luz natural a la planta libre en todo su perímetro. Así, la percepción que predomina es la de una fachada continua y homogénea con las construcciones vecinas, debido a que se mantienen materialidades, plomos y proporciones, pero sobre todo por la presencia de lo que denominamos un ‘grano fino’, una repetición y descomposición en elementos menores que resisten la mirada atenta y detenida en los detalles.

Al anochecer, las fachadas de alabastro se iluminan desde el interior. El volumen, antes opaco, se transforma en una suerte de lámpara urbana que anuncia mediante un brillo tenue y difuso la condición pública y abierta del edificio.

Figura 2.  © Beals Lyon Arquitectos

Figura 3. Moldajes © Beals Lyon Arquitectos

Figura 4a. © Beals Lyon Arquitectos

Figura 4b. © Beals Lyon Arquitectos

Figura 4c. © Beals Lyon Arquitectos

Figura 4d. © Beals Lyon Arquitectos

Figura 5a. Planta primer subterráneo © Beals Lyon Arquitectos

Figura 5b. Planta primer piso © Beals Lyon Arquitectos

Figura 6a. Planta tercer piso © Beals Lyon Arquitectos

Figura 6b. Planta cuarto piso © Beals Lyon Arquitectos

Figura 7. Corte transversal © Beals Lyon Arquitectos

Figura 8. Corte longitudinal © Beals Lyon Arquitectos

Figura 9a. Isométrica © Beals Lyon Arquitectos

Figura 9b. Bóveda tipo A © Beals Lyon Arquitectos

Figura 9c. Bóveda tipo B © Beals Lyon Arquitectos

Figura 9d. Bóveda tipo C © Beals Lyon Arquitectos

Figura 9e. Bóvedas hall de acceso © Beals Lyon Arquitectos

Figura 9f. Piezas para moldajes © Beals Lyon Arquitectos

Figura 10. © Cristian Valenzuela

Figura 11. © Beals Lyon Arquitectos

Figura 12. © Cristian Valenzuela

EDIFICIO SOBRE ESTACIÓN DE METRO PLAZA DE ARMAS

ARQUITECTO: Alejandro Beals, Loreto Lyon • COLABORADORES: Raúl Avilla, Nicolás Frenkiel,  Gonzalo Torres, Andrés Lira • UBICACIÓN: Calle Catedral 1111, Santiago, Chile Cliente • CLIENTE: METRO SA • INGENIERÍA ESTRUCTURAL: Worley Parsons Ingeniería • CONSTRUCCIÓN: PERI Chile • ILUMINACIÓN: Pascal Chataurd (LLD) • MATERIALES: Hormigón armado, piedra basalto, alabastro • SUPERFICIE CONSTRUIDA: 3.850 m² • SUPERFICIE TERRENO: 1.100 m² • AÑO DE PROYECTO: 2014-2016 • AÑO DE CONSTRUCCIÓN: 2018-2019 • MAQUETAS: Alejandro Lüer • VISUALIZACIONES: RenderLab

Alejandro Beals

<info@beals-lyon.cl>
Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2001. Master of Philosophy in Architecture del Royal College of Art (RCA), Londres (2013), donde investigó acerca de lo indeterminado y ambiguo en arquitectura bajo la supervisión del profesor Nigel Coates. En 2012 funda Beals Lyon Arquitectos junto a Loreto Lyon. En la actualidad es profesor de taller de proyectos en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Loreto Lyon

<info@beals-lyon.cl>
Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2005. MSc in Environmental Design and Engineering de Bartlett, University College London (UCL), 2011. En 2012 funda Beals Lyon Arquitectos junto a Alejandro Beals. Actualmente es profesora de taller de proyectos en la Pontificia Universidad Católica de Chile y en la Universidad San Sebastián, Chile.