Close

Largeness

Taller de Formación IV

Escuela de Arquitectura, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile, 2016.

La complejidad de la condición metropolitana es un factor que se tiende a evadir en la enseñanza de la arquitectura. Si bien es más simple evaluar propuestas singulares en contextos con pocas condicionantes en juego, esa alternativa implica no transmitir las herramientas necesarias para lidiar con la complejidad. Este proyecto académico combina ambas aproximaciones ejercicios en los que la masividad se enfrenta desde un fragmento urbano.

Si algo caracteriza a la ciudad contemporánea es su condición metropolitana1. Todo es paisaje metropolitano, masivo, intenso, conectado, fragmentado y desigual. La naturaleza de la gran escala de la ciudad ya no pertenece al deseo utópico del orden del plan, esta ha sido reemplazada por la geografía de los espacios de la intensidad y la densidad.

Esta condición fragmentada y masiva, propia de la metrópolis, es uno de los principales desafíos y conflictos de la arquitectura contemporánea. Para actuar en este contexto, las arquitecturas autorreferentes e ingenuas del objeto aislado se diluyen, obligando a pensar en edificios con la suficiente coherencia y tamaño para transformar y rearticular los espacios urbanos existentes. Hace dos décadas Rem Koolhaas planteaba que “más allá de una cierta escala, la arquitectura adquiere las propiedades de bigness. […] Sólo la condición de ‘bigness’ instiga un régimen de complejidad que moviliza toda la inteligencia de la arquitectura y sus campos relacionados” (Koolhaas, 1995). Aunque Koolhaas planteaba que la condición de bigness asumía la ruptura del contexto mediante el proyecto, esta condición de tamaño también daba origen fundacional a un nuevo lugar reensamblando lo que rompía y dando un nuevo significado a lo que mantenía. En otras palabras, abriendo espacios para ir de big a large.

Figura 1. Subcentro Plaza O’Higgins, Viña del Mar. Alumno: Diego Guerra.

Figura 2. Subcentro Tobalaba, Providencia, Santiago. Alumno: Pedro Stekel.

Figura 3. Subcentro Providencia – Suecia, Santiago. Alumna: Lorenza Altamirano.

El concepto de bigness ha sido superado globalmente por una forma de agregación y superposición cercana al largeness, lo que obliga a pensar la forma urbana en base a múltiples proyectos agregados. Esta mirada presenta grandes ventajas para un taller de introducción al proyecto urbano. Define una pedagogía básica de diseño que introduce al estudiante a la gran escala de la ciudad y lo obliga a pensar la forma urbana como un todo coherente que integra edificaciones, espacio colectivo y programas diversos, densos y masivos. A su vez, expone a los estudiantes a las tensiones ideológicas, programáticas y formales de intervenir en contextos metropolitanos fragmentados e incompletos, pero a la vez intensos en potenciales, como son hoy los subcentros metropolitanos. Estas son las condiciones que facilitan la exploración de estrategias arquitectónicas de alta densidad, programas híbridos y reconfiguraciones espaciales radicales del entorno. Se trata de mirar la ciudad como fragmentos que pueden recomponer un contexto preexistente y enseñar a pensar la arquitectura desde su capacidad de transformación dentro del archipiélago metropolitano.

Figura 4. Subcentro Estación Central, Santiago. Alumno: Sebastián Correa.

Figura 5. Subcentro Plaza O’Higgins, Viña del Mar. Alumno Guillermo Vial.

Largeness

PROFESORES: Luis Eduardo Bresciani L., Francisco Quintana, Nicolás Urzúa, Juan Pablo Vázquez. • AYUDANTES: Pedro Pablo Contrucci, Valeria Muñoz y Begoña Uribe • UBICACIÓN: Santiago de Chile • TEXTO: Luis Eduardo Bresciani L. • AÑO: 2016

1 Según el Censo 2017, 66% de los chilenos habitan en ciudades metropolitanas, las que se caracterizan por ser ciudades intercomunales con altos niveles de dispersión y fragmentación espacial.

KOOLHAAS, Rem. “Bigness or the problem of Large” en OMA; KOOLHAAS, Rem; Bruce MAU S,M,L,XL. The Monacelli Press, Nueva York, 1995.