Stadium. Pabellón de Chile en la Bienal de Venecia 2018

Un evento en el que un régimen dictatorial entregaba títulos a pobladores transformándolos en propietarios es el lente a través del cual se expone la diferencia entre libertad y liberalismo. El lugar que albergó este evento, el Estadio Nacional de Chile, es la arquitectura de una paradoja: el mismo diseño panóptico que sirvió como centro de detención en 1973 se convirtió, seis años después, en el escenario para la formalización biopolítica de la desigualdad urbana a través de la entrega de propiedad en la periferia de Santiago.